17 oct. 2018

PRINOSAURIOS


«Denme un motivo y trollearé al PRInosaurio»
@_BarbaraCabrera


PRInosaurios, dícese de aquellos personajes pertenecientes a un partido político llamado revolucionario institucional (refundado en 1946 y contando), el cual nació oficialista bajo las siglas PNR (Partido Nacional Revolucionario 1929-1938) y posteriormente cambió sus siglas por las de PRM (Partido de la Revolución Mexicana 1938-1946), instituto político que debido a la debacle sufrida en las elecciones 2018, se ha alborotado hasta cacarear “hoy voy a cambiar”, lo cual tiene relación directa con la naturaleza, mañas y forma de conducirse en el escenario socio-político de dichos especimenes. Y como entre PRInosaurios hay niveles, en esta ocasión hablaré de los de élite, los cuales gustan de disfrutar a manos llenas aquellas canonjías que provee el poder, practican el cinismo como estilo de hacer política, se mueven con impunidad, debido a que entre ellos se protegen; además, buscan salir una y otra vez en las portadas de revistas del corazón, trollean a la ciudadanía con sus acciones y omisiones; pagan con nuestros impuestos estratosféricas cantidades a medios de comunicación para que hablen bien de sus gestiones; se regodean al inaugurar cualquier obra pública –no importa si está mal hecha o salió a sobreprecio y a destiempo- como si la pagarán de sus bolsillos o nos estuvieran haciendo un favor y sobre todo viven alejados de la realidad de aquellos que dicen (creen) gobernar o representar, rodeados de guaruras pagados con el erario.
Son tantos los ejemplos de las desafortunadas expresiones y acciones de los PRInosaurios que para esta Nornilandia elegí unas cuentas, las cuales comparto a continuación, para no olvidar y actuar en consecuencia:
“Ya me cansé” es la expresión del entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, que en 2014 indignó e incendió las redes sociales. La dijo durante una conferencia de prensa en la que informó sobre supuestos “indicios” de que los restos humanos calcinados hallados en Cocula, Guerrero podrían pertenecer a los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero.
“Vengo a aprender” dijo Luis Videgaray Caso, entonces coordinador de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, personaje que lo hizo Coordinador de Transición y luego secretario de Hacienda y más tarde lo ungió como secretario de Relaciones Exteriores, donde Videgaray de plano se descaró etiquetándose como aprendiz; fue así como todo se derrumbó, sus exabruptos no se hicieron esperar, el más notable: la visita de Donald Trump cuando solo era candidato presidencial, personajazo que vino, trolleo a EPN y se fue.
“México le debe mucho al PRI” es la perla cuyo contribuyente es José Antonio Meade Kuribreña, quien envalentonado durante la reciente campaña presidencial creyó con fervor a aquellos que le endulzaron las cifras y el oído cuando le decían: vas a ganar… vas a ganar. Solo que no le dijeron qué, ni cuando.
“Son prietos, pero ya no aprietan” exclamó ante la Convención Estatal de Delegados priístas de Tabasco el impresentable Enrique Ochoa Reza, y lo hizo al calor de la desdibujada campaña presidencial de Meade, al hacer alusión a los priístas que se fueron a Morena.
“El socavón fue por lluvias atípicas” es la burda justificación que dio Gerardo Ruiz Esparza, quien despacha como Secretario de Comunicaciones y Transportes, conocido en el mundo de las redes sociales como #LordSocavón, cuando en el recién inaugurado Paso Exprés de la México-Cuernavaca se abrió un socavón que cobró la vida de dos personas, padre e hijo que se dirigían a trabajar a la CDMX.
“Con $320 se puede surtir una canasta básica para abastecer sin problema a una familia durante siete días” asegura el priísta Antonio Martínez Torres, delegado de la Sedesol en Tamaulipas, quien concluyó que las personas que viven en los conglomerados urbanos de Tamaulipas requieren solamente de mil 281 pesos para comprar productos de la canasta básica durante un mes. ¡Ya imaginarán las reacciones que esta desafortunada declaración provocó en redes sociales! ¡Pidamos que el sueldo de ese señor sea de esa cantidad!
“Como Partido Revolucionario Institucional siempre apoyaremos y estaremos a favor de todo aquel que cometa un delito o desvío” declaró María del Carmen Guadalupe Torres Arango, actual diputada local del PRI en Campeche. ¿Será que el subconsciente traicionó a esta curulera http://cort.as/-9go4? por lo pronto, las acciones de muchos de sus compañeros PRInosaurios muestran que no miente.
“Los pobres no comen gasolina, comen tortilla, pollo, leche, huevo” así respondió el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, ante los senadores que lo cuestionaron por el aumento de combustibles, es decir por el gasolinazo. Esta declaración constituye una muestra más de la falta de sensibilidad y desprecio hacia la ciudadanía, así como de dar cuenta del cinismo galopante que caracteriza a los PRInosaurios de ayer y hoy.
“Ya sé que no aplauden”, “Ya supérenlo”, “La crisis está en sus mentes”, “Ya chole con sus quejas”,  “yo mismo me he sentido espiado”, “No hay chile que les embone” con éstas y muchas otras expresiones Enrique Peña Nieto –líder del Peñismo Abstracto http://cort.as/-8bv2- deleitó a los memes y mostró su despego a la realidad del país que dice gobernar.
Dejo hasta aquí este conteo. No se pierda de vista a los entusiastas del PRIcámbrico tardío cuando apuntan que “el partido no desaparecerá, se transformará” la pregunta es ¿En qué? ¿Cuál será el destino de estos especimenes llamados PRInosaurios? Lo pregunto por aquello de que pese a las circunstancias, no se han extinguido del todo.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!