13 feb. 2019

♪♫ EL AMOR SE ACABA ♪♫

@_BarbaraCabrera

“Yo ya no sé qué prefiero: que me odie de corazón... o que me ame sin amor”
Ricardo Arjona

Comienzo esta Nornilandia con una frase trivial para representar la banalidad de un amor. Para contextualizar, cito el post publicado en la Fan Page de Angélica Rivera, fechado el viernes 8 de febrero de 2019, días después de que la revista del corazón “Hola” afirmara que en diciembre la pareja se separó, sumado a la divulgación del nuevo romance del hijo pródigo del grupo priísta de Atlacomulco, Enrique Peña Nieto. Veamos:
“Lamento profundamente esta situación tan dolorosa para mí y para nuestros hijos. Por tal motivo he tomado la decisión de divorciarme. A mi esposo siempre le entregue con amor mi tiempo y esfuerzo para cumplir como esposa, compañera y madre. Hoy toda mi energía, fuerza y amor está enfocada en seguir siendo una buena madre, en recuperar mi vida y mi carrera profesional. Agradezco el respeto para mantener la tranquilidad emocional que merecen nuestros hijos. Atentamente. Angélica Rivera”
Aunque febrero es considerado el mes más amoroso de todos, para Enrique y Angélica no fue así, ya que ellos celebran –tal vez uno más que otro- el cierre del aparente idilio que duró un sexenio, el del Peñismo Abstracto https://bit.ly/2GqnEDJ
Es evidente, estamos ante la crónica anunciada de la finalización de un contrato pactado por el poder político y una televisora.
Recordemos que todo inicio cuando Peña Nieto aún gobernaba el Estado de México y se sugirió (impuso) a “La Gaviota” como imagen institucional, y de ahí pal’real el amor brotó hasta llegar al altar para tener a una “Primera Dama” en Los Pinos, con todo lo que ello implica.
Este romance contractual fue ampliamente sonado y llevado a portadas de prestigiosas revistas del corazón cada vez que era necesario, sobre todo cuando sabemos Peña Nieto inicio el sexenio deslegitimado y paulatinamente su escasa aceptación, fue decreciendo.
En este orden de ideas, más allá de que la señora Rivera, actriz en retiro de televisa quien suspira por volver, la cual pudiera ser merecedora de premios a la mejor actuación por su papel de “Primera Dama”, de saber si se han dejado o no de seguir en Instagram y de estar ante el fin de la telenovela sexenal, es oportuno no perder de vista la desmesura, los exabruptos y las corruptelas auspiciadas por el agonizante neoliberalismo ramplón que enarboló EPN con reformas estructurales a modo. No olvidemos sus acciones y omisiones. Para ello, pongo a disposición varias de mis columnas Nornilandia. Véanse:

Es gratificante ver que ante el cambio de régimen este tipo de amores sexenales quedarán para el anecdotario del neoliberalismo salvaje, convenenciero, ramplón y corrupto y que atrás ha quedado el casting para ser la primera dama del país.
Es todo por hoy.
Hasta la próxima Nornilandia.
PD. No se pierda de vista que el 21 de marzo está anunciada una nueva Consulta Nacional para decidir si se enjuicia o no a los expresidentes. ¡Agenden para acudir a emitir su voto informado y razonado!
Leer más...

30 ene. 2019

¡HAY QUE LEER!


¡Libros abiertos y acciones dispuestas! No permitamos que otros decidan por nosotros.
@_BarbaraCabrera

Recientemente, en Mocorito, Sinaloa, el Gobierno Federal presentó la Estrategia Nacional de Lectura, cuyo objetivo es fortalecer los valores culturales y morales del país ¡y vaya que hace falta! Como divulgadora del conocimiento, este tipo de políticas públicas me emocionan, me llevan a considerar que este país tiene esperanzas, a pesar de que por décadas el Sistema Educativo, ha fallado.
Dicha estrategia, comprende tres ejes:
El primer eje será de carácter formativo, en el cual se promoverá el hábito de la lectura desde la infancia y adolescencia, para ello se involucrarán diversas áreas de la Secretaría de Educación Pública y la Red Nacional de Bibliotecas.
El segundo eje es de carácter sociocultural, está enfocado a que existan títulos atractivos para el público, que se encuentren a su alcance y además tengan precios accesibles.
El tercer eje será de carácter informativo, el cual incluirá campañas en medios para posicionar la lectura como un hábito que haga posible sentir y pensar más allá de lo inmediato, las cuales estarán a cargo de Comunicación Social del Gobierno de México.
Nótese como en este cambio de régimen, la cultura y la educación son pilares y si alguna vez fueron considerados, lo eran para simular, manipular, controlar y eran administrados a cuenta gotas, toda vez que pensar era nocivo para el establishment.
En palabras de Andrés Manuel López Obrador: “Vamos a llevar a cabo entre todos la Cuarta Transformación de la vida pública de México. Me canso, ganso”
Y leer será un llamado prioritario en la 4T, así que en esta Nornilandia proporciono algunas ideas de su trascendencia:
Hay que leer para abrir la mente, ensanchar el entendimiento y así fijar un posicionamiento.
Hay que leer para no ser presas de unos cuantos.
Hay que leer para una adecuada toma de decisiones.
Hay que leer para construir una ciudadanía observante, proactiva, participativa y exigente con sus gobernantes.
Hay que leer para no exigir a Andrés Manuel López Obrador que resuelva todos los problemas, desde los domésticos, hasta los locales y los internacionales.
Hay que leer para no salir únicamente a vociferar.
Hay que leer para no dejarte sorprender por las lacras políticas que aún emergen de las cloacas del neoliberalismo.
Hay que leer para no querer crear un partido político a la menor provocación, pese al repudio ciudadano.
Hay que leer para entender que estamos ante un cambio de régimen.
Hay que leer para tener las convicciones bien puestas.
Hay que leer para aprender, desaprender y reaprender.
Hay que leer y así sabrán que expedir más leyes y aumentar las penalidades, no basta.
Hay que leer para ser combativos en la defensa de nuestros derechos e ideales.
Hay que leer para eliminar la dislexia nacional, es decir no interesarse en rescatar este país del neoliberalismo salvaje, ramplón y corrupto.
Hay que leer para ser soberanos.
Hay que leer porque es un vehículo para la paz.
Hay que leer para despertar conciencias para reflexionar, tomar decisiones informadas y llenarnos de acciones.
Hay que leer debido a que la lectura es el arma más efectiva contra la intolerancia y la ignorancia.
Hay que leer simple y sencillamente para alborotar las neuronas.
Hay que leer, hay que leer, hay que leer es una campaña auspiciada desde PaideiaMx e igual que la 4T me canso ganso que la repetiremos hasta lograrlo https://bit.ly/2Wmdzfw
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

16 ene. 2019

HUACHICOL S.A de C.V


“Hay que romper el molde con que se hacia la vieja política y hay que hacer una nueva forma de hacer política. Es cambio de régimen”
Andrés Manuel López Obrador

@_BarbaraCabrera

Érase un país cooptado por gobernantes amantes del neoliberalismo, los cuales solían servirse del poder y se despachaban con la cuchara grande del erario. Personajes cuya máxima era prometer y después olvidarlo, haciendo lo contrario al bienestar del pueblo, hasta que un día ¡por fin! fueron echados del gobierno federal y así dar inicio al anhelado cambio de régimen, con nuevas maneras de hacer política, a lo cual se ha llamado Cuarta Transformación. Esta transición incluye la construcción de una ciudadanía más participativa y observante, así como el combate decidido a la corrupción, privilegiando mantener informado al pueblo para una toma adecuada de decisiones, sin olvidar la austeridad republicana. Estamos ante un hecho sin precedentes, toda vez que la transparencia era a modo y lo que se daba a conocer era a cuenta gotas.
En conferencia de prensa matutina del 27 de diciembre de 2018, el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, informó que el plan del Gobierno de México para combatir el huachicoleo inició el 20 de diciembre, con la colaboración de 15 dependencias. Se dio a conocer que este robo se ha dado con la complicidad de autoridades y vía una red de distribución, por lo que se plantea erradicar la corrupción en Pemex y defender así los bienes de la nación. En Twitter se ha, y se continúa divulgando la información desde las cuentas oficiales del @GobiernoMx, dando seguimiento a la conversación bajo en hashtag #PlanVsHuachicoleo.
Las acciones emprendidas por el Gobierno de México son consecuentes con el cambio de régimen. A una nueva manera de hacer política, para rescatar lo que nos queda de país, después de décadas y décadas de neoliberalismo. Acciones que están respaldadas por la mayoría. Las encuestas lo revelan, a la pregunta ¿los mexicanos apoyan la estrategia del combate al robo de combustible implementada por el gobierno federal? El Reforma manifiesta: 62% a favor y 27% en contra. El Financiero advierte: a favor 89% y 11% en contra. Consulta Mitofsky indica: 56.7% a favor y 36.3% en contra. De las Heras Demotecnia expone: 72% a favor y 18% en contra.
Ahora bien, aquellos que sin razón, ni argumentos se quejan de estas medidas, no son más que producto de un Sistema Educativo corroído y caduco, auspiciado por los personeros del neoliberalismo salvaje, ramplón y corrupto. O bien, forman parte de quienes se dedican a estas ilícitas actividades y ven cercano el fin de sus tropelías. Aunado a los bots que en redes, sea por ignorancia o por estar bajo sueldo, intentan propagar Fake News.
Un ejemplo fue el Trending Topic #AbreLosDuctos amplificado por al menos 150 cuentas de entre 0 y 100 seguidores. En un análisis llevado a cabo por la cuenta @LoQueSigue_ se evidencian elementos de coordinación entre ellas, por lo que no se le puede considerar un hashtag espontáneo ni orgánico. En su mayoría son retweets a mensajes específicos simulando una protesta contra López Obrador. Lo cual muestra el nivel de la iracunda, disminuida, apanicada e irracional oposición; deberían ahorrarse el gasto en bots y agencias de marketing que se dedican a fraguar guerra sucia y unirse para construir un país mejor. Pero claro, como se han servido (y algunos en lo local siguen abusando) del erario y han robado a placer, no les conviene.
Les informo, la Cuarta Transformación va y requiere la participación de todos.
Retomando los datos del desfalco a la nación, se sabe que se ha llevado a cabo de manera escalonada y creciente, incrementándose en los tres últimos sexenios: durante el mandato de Vicente Fox (2000-2006) las tomas clandestinas fueron de 132 al comenzar el sexenio y finalizó con 213; del 2006 al 2012, periodo en que Felipe Calderón ocupó Los Pinos, las tomas clandestinas comenzaron sumando 324 hasta llegar a más de 1,635. El sexenio pasado, y hasta un corte de 2017, la problemática se agravó considerablemente. Con Enrique Peña Nieto, las tomas clandestinas iniciaron en 2,612 hasta llegar a la alarmante cifra de 10,363. De ahí la trascendencia de tomar medidas radicales para erradicarlo.
Hoy se está combatiendo este tipo de robo a la nación, con resultados favorables. Son 9 los Estados afectados. Y aunque existen momentos de incomodidad hacia los ciudadanos, nadie dijo que el cambio de régimen sería sencillo, pero si es muy necesario. Este país estaba al borde del abismo, a donde lo llevaba con prontitud las políticas neoliberales.
Estemos seguros que los beneficios serán permanentes. Lo he dicho en diferentes palestras, en esta época de cambio de régimen y debido a la podredumbre y problemáticas con las que Andrés Manuel recibió el país, habremos de estar unidos, participativos y agarrarnos con fuerza porque las sacudidas apenas inician.
Por cierto, háganle saber a aquellos que desde lo local gritonean para que el Gobierno de México salga y de la cara para explicar la situación del desabasto de gasolina, que de lunes a viernes a las 7 de la mañana, el Presidente informa y responde preguntas en sus conferencias de prensa, para que se levanten temprano y se pongan a trabajar.
Además, vale la pena cuestionarles ¿qué acciones están llevando a cabo para detener el robo de combustible en sus Estados? ¿O será acaso que ninguna debido a que forman parte del Huachicol S.A de C.V? No lo duden, tarde o temprano, lo sabremos y quienes auspician estas agrupaciones de rufianes estarán en el lugar que les corresponde. Al tiempo.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
PD. Para profundizar acerca de estas temáticas invito a leer el libro “El cartel negro” de la autoría de Ana Lilia Pérez.
Leer más...

19 dic. 2018

¿DE QUÉ LADO DE LA HISTORIA QUIEREN ESTAR?


Pugno por una sociedad rebelde y crítica, donde sus ciudadanos no sean serviles, ni sumisos.
@_BarbaraCabrera

El año que se fue (2018) lo inicié en Nornilandia hablando de la Ley de Seguridad Interior en año electoral (http://cort.as/-D_Gp), advirtiendo de sus riesgos, ordenamiento derogado el 15 de noviembre de 2018 debido a la declaración de inconstitucionalidad pronunciada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Hoy, en esta entrega de final de año, admito que culminó 2018 con una sensación de esperanza y transformación, logro alcanzado por aquellos ciudadanos que tantos años hemos luchado para rescatar lo que nos queda de país; así es, me refiero al inminente triunfo en la urnas de Andrés Manuel López Obrador, al inicio de la llamada Cuarta Transformación (#4T), así como a los desafíos por enfrentar ¡ya que décadas y décadas de neoliberalismo salvaje, auspiciado por el PRIAN no se borrarán por arte de magia! aunque muchos desde su microvisión así lo exijan desde el día uno del gobierno liderado por Andrés, el cual busca que Juntos Hagamos Historia.
¡Esto apenas inicia, el trabajo será arduo! Lo que algunos cuantos no quieren entender es que la manera de hacer política en este país ha cambiado. Más de 30 millones lo avalaron con su voto y miles se están sumando a la 4T.
Se les invita a dejar a un lado sus ataques sin sentido y sin argumentos sólidos ¡bienvenida la libertad de expresión informada y constructiva!
Para reconstruir este gran país digamos ¡adiós al neoliberalismo salvaje y desmedido!
Estamos en una época donde unos deben aprender a ser oposición y otros, a ser gobierno. Los papeles y la composición de la escena socio-política, se ha transformado. Y ustedes ¿de qué lado de la historia quieren estar?
Es todo por hoy.
¡Nos leemos y escuchamos muy pronto!

PD. para la desmemoria:
A la columna con la que abrí 2018, le siguieron temáticas relativas a “las prioridades del Gobierno Federal” (http://cort.as/-D_KN) ¡por supuesto me refiero a las propias del Peñismo Abtracto (http://cort.as/-CRbg); en alguna otra advertí a que se debe que “el amor, no es constitucional” (http://cort.as/-D_KY) a propósito de los 101 años de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, leyeron bien: ¡101 años! Suman a mis columnas de 2018 tres infaltables de leer y divulgar: “Política trumpuda” (http://cort.as/-D_OY), “El profe Ricky Riquín Canallín” (http://cort.as/-D_PS), y “A 50 del 68. A 4 de Ayotzinapa” (http://cort.as/-D_Ph)
Igual que años anteriores, fueron varios los textos para hablar del fallido sexenio de Enrique Peña Nieto, al que se suman “un sexenio que agoniza” (http://cort.as/-9-sY), “ya se que no aplauden” (http://cort.as/-D_MX), “Prinosaurios” (http://cort.as/-D_Mg), “el grito y la indolencia gubernamental” (http://cort.as/-D_Mk) –esta columna compartida con un alarmante caso en Jalisco en relación a los trailers que anduvieron paseando muertos por su Zona Metropolitana, al fin ambos sexenios priístas-, y “¡Adiós al señor de los memes!” (http://cort.as/-D_Mq)
“¡Ahí vienen… las campañas!” (http://cort.as/-D_Kz), “¡votaré! ¿votarás?” (http://cort.as/-D_L_), “¡quiero mi curul!” (http://cort.as/-D_L2), “Goooool… llegó la fiebre futbolera” (http://cort.as/-D_NT), “el problema de Margarita” (http://cort.as/-D_L6), “vendo mi voto” y “TUCAMLO: Todos Unidos Contra AMLO” (http://cort.as/-D_LD) –por cierto este último texto, ocasiono un ataque desmedido de bots en mi cuenta original de Twitter, caso que presenté en la columna titulada “¿quién se ha robado mi Twitter?” (http://cort.as/-D_LP). Esas son las Nornilandia a partir de las cuales contribuí con mis puntos de vista, provocaciones,  reflexiones y llamados durante el proceso electoral más grande la historia de México.
Una vez pasada la elección y que AMLO resultara ganador obteniendo más de 30 millones de votos, lo que representa poco más del 53% de las preferencias de quienes acudimos a emitir nuestro sufragio, escribí y compartí los siguientes textos: “El juramento del Presidente” (http://cort.as/-D_Oe), “Lecciones de una elección” (http://cort.as/-D_Oh), y “Transición” (http://cort.as/-9T_N)
Una vez que Andrés Manuel fue declarado Presidente electo, las Nornilandia compartidas fueron “Crónica de una consulta” (http://cort.as/-D_P4), y “Soy totalmente fifí… o chairo” (http://cort.as/-C5qQ)
Leer más...

28 nov. 2018

¡ADIÓS AL SEÑOR DE LOS MEMES!


Del uno al Peña Nieto, ¿qué tan memeables se sienten hoy?
@_BarbaraCabrera

Se fue el que no debió llegar. El líder del Peñismo Abstracto http://cort.as/-CRbg desalojó Los Pinos con más pena que gloria, con un lastre de corrupción a cuestas. Sí, me refiero a Enrique Peña Nieto, el priísta –hijo pródigo del grupo Atlacomulco- que le regresó y le quitó la Presidencia de la República al PRI, todo en un solo sexenio.
Generó saldo negativo en empleos, combate a la pobreza, crecimiento económico, inseguridad y sobre todo, en corrupción.
Promesas y compromisos firmados en la excitación de una campaña electoral para no ser cumplidos, a menos que estuvieran dirigidos a los poderosos integrantes del establishment.
El sexenio fallido comenzó con un Pacto por México que le cobró una alta factura. Se quedó solo y parece así permanecerá. Reformas estructurales a modo para privilegiar el neoliberalismo salvaje. Malas decisiones. Desatinos en la comunicación social. Obras públicas inconclusas y otras tantas, mal ejecutadas; todas onerosas. Alejamiento de la ciudadanía. Exceso de lujos. Guaruras malencarados. Lejanía de la realidad. Desconocimiento de México. Los niveles de popularidad de Enrique Peña Nieto serán recordados como los más bajos en la historia contemporánea de la política mexicana. Inició el sexenio con un 54% de aprobación y lo concluye con un 24% de aceptación.
Pese a todo, quizá algo bueno deja EPN en su paso por Los Pinos, ese humor involuntario que lo convirtió en el rey de los memes o #LordMemes –como se difundió en Twitter-, bastaba con que dicho personaje apareciera en la palestra pública, para que en minutos los memes hicieran lo suyo.
Algunos de los más representativos emergieron de algunas de sus perlas expresivas, recordemos:
Estamos a 1 minuto de aterrizar. A menos, como a 5 minutos
Es el refresco del presidente Peña Nieto: Peñafiel
Sentí una vez un temblor que nadie más sintió
¿Qué hubieran hecho ustedes?
Puedan unirse para que de forma conjunta vayan reconstruyendo las viviendas. A modo de tandas, como suele llamarse
El año nuevo empieza en enero-febrero
Que critican y que hacen bullying sobre el trabajo que hacen las instituciones
No hay chile que les embone. Si no los agarramos, porque no los agarramos; si los agarramos, porque los agarramos
Lo bueno no se cuenta, pero cuenta mucho
Ningún presidente se levanta por la mañana pensando como joder a México
Ya sé que no aplauden
Quienes les digan que vivimos en un país que está en crisis, crisis es seguramente lo que pueden tener en sus mentes
Las redes sociales a veces son muy irritantes y a veces les gusta hacer señalamientos muy duros y muy lapidarios y que poco recogen de los logros y de los avances que hemos tenido como nación
A cualquier cosa que pasa, dicen que es corrupción
Hay vida después de la presidencia
Peña Nieto no supo gobernar este país, pero supo memear. Por el bien de México, después de seis largos y convulsos años digamos ¡adiós al señor de los memes!
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

14 nov. 2018

SOY TOTALMENTE FIFÍ… O CHAIRO


@_BarbaraCabrera

“¿Es lícito confundir la prosperidad de una clase con el bienestar de un país?”
Eduardo Galeano


Imaginen un mundo donde cada habitante es etiquetado según su tono de piel, manera de hablar, peso, estatura, forma de vestir o arreglo personal, clase social, creencias religiosas, sexo, edad y orientación sexual, y de esa manera es tratado. Supongan que están situados en un país donde los gobernantes y políticos de siempre se acostumbraron a no ver, no escuchar y mucho menos consultar al pueblo. Y cuando atiende a la ciudadanía y organiza consultas, un sector poblacional se desgarra las vestiduras.
En pleno siglo XXI cuando los avances tecnológicos están a la orden del día, donde la interconexión con el mundo es manifiesta, época en la cual la información es más sencilla de conseguir y digerir; existen este tipo de situaciones. Las causas, son multifactoriales y principalmente tienen que ver con ignorancia, falta de empatía e intolerancia, resultado de un sistema caduco, conocido como neoliberalismo salvaje.
Así es como surge una división bastante notoria en las redes sociales, especialmente en Twitter: los chairos y los fifís.
Vayamos por partes y comencemos por definir dichos términos.
Chairo, expresión usada generalmente para referirse de manera despectiva a los activistas de izquierda. Según la definición oficial del Diccionario español de México, la palabra es un sustantivo y adjetivo ofensivo, y explica que el chairo es una “persona que defiende causas sociales y políticas en contra de las ideologías de la derecha, pero a la que se atribuye falta de compromiso verdadero con lo que dice defender; persona que se autosatisface con sus actitudes”.
El vocablo fifí lo define la Real Academia Española de la siguiente manera: 1. m. y f. coloq. Arg., El Salv., Méx. y Ur. Persona presumida y que se ocupa de seguir las modas.
Mientras que el diccionario Oxford refiere a fifí como: Adjetivo/nombre 1. coloquial [persona] Que tiene modales y actitudes delicados y exagerados.
Chairos y fifís se han puesto de moda –sobre todo en su presencia en redes sociales- y es la manera en que la sociedad se ha fraccionado, rumbo al cambio de régimen.
Recientemente se organizó una marcha para mostrar el descontento por la cancelación del aeropuerto en Texcoco, auspiciada por aquellos etiquetados como fifís.
Dicha movilización, es útil para ejemplificar aquellas manifestaciones que no necesariamente son organizadas para la defensa y consolidación de derechos, sino para hacer saber que existe un sector privilegiado por el neoliberalismo, negado a sumarse a un cambio ineludible y necesario que conduzca a mejorar la calidad de vida de la mayoría y no solo de unos cuantos.
En la que se conoció como #MarchaFifí hubo muestras de intolerancia, odio, clasismo e ignorancia. Para muestra, algunas de sus consignas:
No más delincuencia, inseguridad, narcotráfico, usura, prostitución ¡inmigrantes indeseables! nuestro pueblo primero (Movimiento Nacionalista Mexicano)
Queremos procesos democráticos. La consulta no fue democrática.
No sé quién mordería ni cartulina; si un chairo o uno de la #CaravanaMigrante… porque resulta que ambos tienen hambre.
Por supuesto, este sector poblacional tiene derecho a marchar y exteriorizar su opinión. La libertad de expresión y de manifestación son derechos consolidados. No obstante y debido a la particularidad de sus expresiones, vale la pena cuestionarles: 
¿Por qué no se sumaron a las manifestaciones cuando Felipe Calderón, con su estrategia fallida, ensangrentó al país? 
¿Dónde estaban cuando sucedió la represión en Atenco? 
¿A qué se debe que no alzaran la voz cuando se dio la represión a maestros en Nochixtlán? 
¿Por qué sus consignas contra la desaparición forzada de 43 estudiantes de Ayotzinapa no se escucharon?
¿Qué hay de trasfondo al permanecer callados tras la imposición de las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto que trastocaron y dañaron al país con, por ejemplo, alzas exorbitantes a la gasolina? 
¿Por qué han guardado silencio sexenio tras sexenio y apenas se toca con el pétalo de una consulta sus intereses saltan y marchan? 
¿A qué se debe que no se manifestarán por las obras fallidas de Peña Nieto, canceladas por sospechas de corrupción (Véanse de cuales se trata en el siguiente enlace http://cort.as/-C2h-) y sí se dolieron hasta salir a la calle por la cancelación del aeropuerto en Texcoco, por cierto, otra obra corrupta de EPN?
Hemos vivido en un sistema corroído por la corrupción e impunidad, donde un par de partidos políticos han detentando la titularidad del Poder Ejecutivo: El PRI, que dio oportunidad a que el PAN se mantuviera dos sexenios, regresándole el poder, aunque la experiencia nos comprueba que jamás se fueron. De hecho en la palestra socio-política y ciudadana se les considera como el PRIAN, unidos para defender el establishment, entusiastas generadores de división para vencer y acaparar.
¿A qué se debe la segmentación de la sociedad? ¿Contribuye en algo? ¿Merecemos continuar fraccionados? La respuesta es no, en esta época convulsa más nos vale unir esfuerzos para rescatar lo que nos queda de país.
Respecto a la #MarchaFifí veo algo rescatable, ellos los que condenaron una y otra vez las marchas y manifestaciones, ahora se animaron a salir a las calles a ejercer su libertad de expresión, aunque sea de forma rudimentaria, clasista y tendenciosa. Un paso a la vez.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...

31 oct. 2018

CRÓNICA DE UNA CONSULTA


@_BarbaraCabrera


“Usted tiene que ser un ciudadano, es decir, hacer política. Por supuesto, al hacer esto se corre el riesgo de equivocarse, pero no hacerlo es asegurarse de que salga mal”
Albert Jacquard

“Daño a las aves migratorias, inundaciones y escasez de agua, sobrecostos y sospechas de corrupción en los contratos” son algunos elementos que usa el diario Británico The Economist para decir que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAICM) estuvo mal planeado desde el inicio.
“La construcción del NAICM en el lecho remanente del Lago de Texcoco, Estado de México, conlleva un alto impacto ambiental que aumentará la emisión de gases de efecto invernadero y agravará el problema de mala calidad del aire”, afirmó Greenpeace.
“El suelo de Texcoco no solo es el menos apto, es el peor suelo en el que podrían construir un aeropuerto; una obra de este tipo requiere un suelo más sólido, firme y esta área es demasiado inestable para una edificación de esa magnitud”, es una de las conclusiones que @Ciencia_UNAM dio a conocer a través de su cuenta de Twitter.
Les voy a contar una historia, la que en un país que se precie de ser democrático, apenas podría creerse.
Érase una vez una consulta, organizada sin financiamiento gubernamental, ni la utilización del andamiaje institucional. Celebrada semanas antes del inicio de un nuevo sexenio. La cual se logró con la “cooperacha” de algunos y la participación entusiasta de otros, que generosamente donaron su tiempo. Ejercicio llevado a cabo con el objetivo primordial de escuchar a la ciudadanía. Esto no gustó al establishment ni a sus aplaudidores, que presurosos se lanzaron a descalificarla y lo hicieron a través de marrullerías fraudulentas, para hacer notar las fallas de algo que es perfectible.
Provocando un ambiente rijoso, el grupúsculo de aplaudidores del Sistema caduco y neoliberal amenazaron con interponer sendos recursos ante los tribunales, no solo nacionales, sino internacionales ¿cómo es posible que se consulte al pueblo? ¿Qué se cree el Presidente electo dando voz a la ciudadanía? Así es, me refiero a la Consulta Nacional sobre el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.


Los aplaudidores aludidos, son aquellos quienes jamás pidieron se les preguntara su opinión. Preferían guardar un sumiso silencio, como si esto les garantizara tener y aspirar a una mejor calidad de vida o quizá tal vez recibir alguna canonjía –por mínima que fuera- a cambio de estar quitecitos. El Sistema los convirtió en ciudadanos pasivos, casi inertes. Esos que el gobierno ama si callan, porque están como ausentes, para de esta manera hacer de las suyas sin ser cuestionados, ni ser llamados a cuentas.
¿Dónde estaban esos aplaudidores que enmudecieron sexenio tras sexenio? ¿Dónde estaban esos implacables críticos cuando Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto ensangrentaban al país declarando la guerra al narco con estrategias fallidas? ¿Acaso alzaron la voz cuando el gobierno rescató bancos con el FOBAPROA? ¿Manifestaron su desacuerdo con la venta de PEMEX? ¿Les importo la insultante cifra destinada para construir la Estela de Luz? ¿De qué manera exigieron rendición de cuentas a Vicente Fox por el toalla gate o a Enrique Peña Nieto por la adquisición de la Casa Blanca? ¿Dónde estaban esos demócratas mientras se imponían las reformas estructurales de EPN, a pesar del descontento manifiesto?
Son ellos –los entusiastas aplaudidores- los que alaban la democracia, pero cuando se trata de ejercerla, la denostan.



La situación de la democracia en América Latina no está pasando por su mejor momento, así lo revela el estudio más reciente del Latinobarómetro. Por ende, ejercicios de participación como el auspiciado por Andrés Manuel López Obrador deberían agradecerse y no soslayarse, ya que representan un componente fundamental para la construcción de una ciudadanía empoderada, informada, propositiva, inmiscuida en los asuntos públicos.
Evidentemente, algo está cambiando en México, quien asumirá las riendas del país a partir del 1 de diciembre es escuchado y además es receptivo de las necesidades de quienes habitamos este aún #MéxicoLindoyHerido.
Si bien es cierto este primer ejercicio tuvo algunos desaciertos, también lo es que estamos ante un cambio ineludible en este dolido, saqueado y corrompido país. En palabras de Andrés Manuel “están en su derecho de disentir, nosotros vamos a mantener una política de amistad con todos los pueblos y todos los gobiernos del mundo”.
¡Esto es puro AMLOVE! Desde mi palestra pugno por ejercer con ahínco el sagrado ejercicio del Poder Ciudadano, es tiempo de sacudir al establishment.
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!
Leer más...