27 jun. 2018

POLÍTICA TRUMPUDA


@_BarbaraCabrera

“Hoy, a mí lo que más me preocupa, por encima de la situación económica, es la violencia. La violencia en todas sus manifestaciones, desde la guerra a la intolerancia”
Jorge Bucay

Mientras en Rusia los silbatazos suenan en los estadios y la afición grita goooool viviendo la intensidad y fiebre futbolera; en México, los candidatos en el apogeo y cierres de sus respectivas campañas electorales, dándose hasta con la bacinica. Y en Estados Unidos de Norteamérica se agudiza la intolerancia e implementación de políticas de escritorio plasmadas a decretazo limpio por el iracundo Donald Trump. Lo del muro, está resultado cosa de niños frente a la política Trumpuda que se empecina a hundir a aquél país, aislándolo de múltiples maneras, del mundo. (Recuérdese la Nornilandia Pinche Muro. Infame Donald https://goo.gl/vSuqqp)
Desde el “triunfo” de dicho personaje supe que Estados Unidos entraría en una época oscura y convulsa. No me equivoqué. Después de su retiro del acuerdo contra el cambio climático de París y del tratado nuclear con Irán; se anuncia su salida del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, como resultado del escándalo internacional que suscitó la implementación de medidas contra los inmigrantes, llegando al punto de separar a los niños de sus padres o tutores, enjaulándolos.
Cuando pensamos que en esta época la humanidad ya había superado hechos tan lamentablemente patéticos como los ocurridos en la Alemania Nazi de Hitler entre los años 1933 a 1945, llega Trump con sus campos de concentración, haciendo gala de su intransigencia exacerbada debido a su patrioterismo ramplón. Tal parece que el susodicho goza al pretender instaurar un Tercer Reich, en pleno siglo XXI.
Y aunque aparentemente la política Trumpuda dio un paso al costado con la firma de oooootro decreto, para no separar a familias de inmigrantes, hay miles de niños –más  de 2,300- que fueron separados de sus familias, los cuales ya sufren daños psicológicos irreparables y que hasta este momento no se tiene certeza de su destino. Estemos atentos, alcemos la voz y unámosla a otras que pugnamos por un mundo más humano y menos intolerante.
Al final, Donald tan lejos de México y Trump tan cercano a Corea del Norte.
Y en toda esta vorágine, las autoridades mexicanas haciendo lo suyo: llegando tarde, con declaraciones tibias, quedándose cortos en los llamados y acciones ante la magnitud de esta nueva crisis humanitaria. Eso pasa por tener aprendices y becarios como secretarios de Estado ¿Verdad Luis Videgaray? y como inquilino de Los Pinos a un personaje cuyo sello es la corrupción e impunidad ¿No es así Enrique Peña Nieto? Por eso, este 1 de julio tenemos la oportunidad de acudir a las urnas para votar y botarlos https://goo.gl/whiQfK. ¡En nuestras manos está el rumbo de este país!
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!