15 ene. 2014

“ANTÍDOTO ANTI-MANIPULACIÓN” #FuerzaMichoacán

@BarbaraCabrera

“Me enseñaron que el camino del progreso no es rápido ni fácil”
Marie Curie

Antes de iniciar esta columna, doy mi opinión de lo que acontece en Michoacán (una de las entidades más heridas de este cada vez más #MéxicoLindoyHerido). Recordar que el 11 de diciembre de 2006 –a 10 días de ocupar Los Pinos-, Felipe Calderón anunció el Operativo Conjunto Michoacán; después de 7 años, es decir el 13 de enero de 2014, se firma un nuevo Acuerdo para el Apoyo Federal a la Seguridad de Michoacán.
Hoy uno y otro bando de políticos se desgarran las vestiduras, se avientan culpas y señalan que lo que cada cual hace e hizo es lo mejor. No es así, los resultados ahí están, hablan por sí mismos. Pasamos de los “daños colaterales” al “restablecimiento de la situación”.
¿De qué sirve firmar acuerdo tras acuerdo? ¿Creen que somos tan ingenuos para creer que tras sus discursos y sus fallidas “estrategias” rescatarán un Michoacán que descuidaron por tanto tiempo? ¿Ante que tipo de burla gubernamental nos encontramos? ¡Ya basta de tanta manipulación y de combatir con fuerza bruta lo que ustedes mismos han provocado! Mi solidaridad a los hermanos michoacanos #FuerzaMichoacán.

Dicho lo anterior, va el texto de este miércoles de #ColumnaNornilandia:

La semana pasada en Nornilandia abordé 10 estrategias de manipulación mediática que son utilizadas (en este caso por el Gobierno) para mantener el status quo y de esta manera continuar ejerciendo un sometimiento que se percibe en el estancamiento en diferentes horizontes, donde el progreso simplemente no es considerado.
Ha llegado el momento de hablar de un ingrediente esencial de ese antídoto para comenzar a revertir de manera paulatina los efectos de esas tácticas que se han utilizado desde tiempos inmemoriales, para manipular a la ciudadanía y como lo decía en aquella ocasión, conservar el control  y por ende el poder.
Así que mis lectores, vayamos a dilucidar ese antídoto que es preciso se encuentre al alcance de todos.
¿De qué se trata? De la lectura
¿Cuál el ingrediente activo?: lecturas para construir un mejor país, un mundo más llevadero.
¿Qué se necesita? Libros o documentos  donde estén plasmadas ideas, información; pero sobre todo la disposición de querer hacerlo. Ya que la lectura –al igual que la escritura- debe constituirse en el más soberano de los actos.
¿Es posible para todos? Sí, y les dejo un ejemplo muy sencillo: si tienen un libro que consideren ayudaría a provocar opinión, mente crítica y tomarlo, libérenlo regalándolo a quien sea y pidan que pase de mano en mano. Que no constituya un pretexto no tener dinero para adquirir un libro. Ya sé, existen libros que amamos tanto que no será posible desprenderse de ellos ¿y si invertimos en uno igual y lo obsequiamos? Les sorprendería ver como leer cambia esquemas y genera cambios.
¿Para que nos sirve leer? Nos mantiene informados, estimula la curiosidad por preguntar y conocer más.
Tratándose de las estrategias de manipulación mediática: leer es bueno para no distraernos; para no permitir que otros solucionen nuestros problemas; para no aceptar con resignación medidas gubernamentales que no son benéficas; para no permitir se apliquen decisiones que impliquen retroceso; para no consentir ser tratados de manera infantil; para no ser seducidos por argumentos de telenovela y caras bonitas en propagandas políticas; para romper las ataduras de la ignorancia y la mediocridad; para estimular la proactividad ciudadana y la mente crítica; para desterrar la autoculpabilidad de creer que somos causantes de todos nuestros males y para conocernos más de lo que nos conocen los políticos y actuar en consecuencia.
¿Es redituable? Absolutamente, es imperativo apostar a la lectura como antídoto contra la violencia. Es ineludible que la lectura detenga las balas. Hagamos de la lectura un ejercicio para ser los ciudadanos que merece el progreso.
Los convoco a hacer uso y a difundir masivamente este antídoto y así librarnos de ser cautivados por cuanta estrategia de manipulación mediática que pulula en el ambiente.
Si conocen algún otro, les pido lo compartan y juntos hagamos uno que resulte infalible.
Hace algunos tweets les revelé que el secreto para extinguir a los dinosaurios y salir de la era del PRIcámbrico tardío es leer, leer, leer y formar una mente crítica y proactiva.
Recuerden, este país, este mundo puede cambiar pero no lo hará como producto de generación espontánea; requiere de nuestra ayuda y trabajo constante.
Así que, sigamos construyendo un mejor país, para dejar un mundo más llevadero. Y a propagar se ha dicho este antídoto, porque como lo dijera El Quijote “cambiar al mundo, amigo Sancho, que no es locura ni utopía sino justicia”

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!