16 abr. 2012

¿VUELTA EN “U”?

@BarbaraCabrera

“Al público no hay que dárselo todo masticado, como si fuera tonto. A diferencia de otros directores que dicen que dos y dos son cuatro, Lubitsch dice dos y dos...Y eso es todo. El público saca sus propias conclusiones”
Billy Wilder

Desde la última entrega de la Columna Nornilandia, se han suscitado un sinfín de eventos en lo que los analistas reconocemos como palestra pública; ese codiciado y anhelado espectro donde no siempre están los mejores y hasta me atrevo a afirmar que existe un conglomerado descomunal para los cargos ofertados.
Estamos a 76 días de vivir la jornada electoral y la arena política promete muy pronto estar en el clímax. Gran parte del electorado se mantiene inerte; algunos más, conforman esa  ciudadanía que mantiene vivo el brillo de sus respectivos candidatos. En esta ocasión, seremos testigos de la primera elección presidencial que es y será seguida muy de cerca en las Redes Sociales: en especial Twitter.
Los números son contundentes: desde el 30 de marzo y hasta el 27 de junio se transmitirán 19 millones de spots en 2,365 estaciones de radio y televisión. De repente sentiremos que habitamos en un mundo paralelo donde el “spotizate” y la “encuestitis”, nos invaden sin piedad.
El Instituto Federal Electoral tendrá un papel relevante pudiéndose convertir de protagonista a villano; alertas estaremos de que el árbitro sea imparcial; por lo pronto los protocolos continúan y en los Talleres Gráficos de México se imprimen 248 millones de boletas electorales.
Tendremos 4 nombres -respaldados por sus respectivos partidos y/o alianzas- en las boletas electorales, para optar por quien consideremos la mejor opción para tomar las riendas de este México lindo y aún herido. Y esas candidaturas no son precisamente de los cuatro fantásticos; se trata nada más y nada menos que de:
* Enrique Peña Nieto: el cual, más que campaña, pareciera la suya es una gira artística donde se arremolinan las féminas a tocarlo, darle besos, apapachos y tomarse la foto. Eventos donde los “club de fans” están a la orden del día. Todo acompañando de su inseparable “Gaviota”
* Josefina Vázquez Mota: quien indudablemente no sabía a ciencia cierta de que se trataba una campaña de esta magnitud; ya que se le ve cansada y se equivoca a la menor provocación. ¡Imagínense que en dos ocasiones ha advertido que fortalecerá el lavado de dinero! ¿O será que es real lo que dice?
* Andrés Manuel López Obrador: que con su amor y paz e instaurando una República Amorosa continúa recorriendo el país; candidato por segunda ocasión consecutiva que afirmó en una charla privada que si pierde, se va a ir a la chingada.
* Gabriel Quadri de la Torre: el más tierno de los presidenciables al iniciar su campaña rumbo a la grande lanzándose a bucear bajo el argumento que hay más mar territorial que territorio. ¡Que alguien le explique que los votos se ganan en la tierra y no buscando a nemo!
En  este sentido, los insto a que su voto no lo decidan en la efervescencia de un mitin, o a través de una imagen cautivadora, o seducidos por el amor. Estamos más obligados que nunca a razonar el sufragio que hemos de emitir el 1 de julio.
Debemos demostrar capacidad al tomar nuestras propias decisiones; a través de información de quien es quien, aunado a observar si sus palabras las secundan los hechos.
En este México al revesado en muy poco tiempo veremos si nuestras decisiones ciudadanas fueron las mejores o si de plano damos una vuelta en “U”


Por hoy es todo.
¡Nos leemos la próxima Nornilandia!