24 ene. 2018

PRIORIDADES DEL GOBIERNO FEDERAL

@BarbaraCabrera

“Camina como si tuvieses tres hombres andando tras de ti”
Oscar de la Renta

Esta es una frase ad hoc a la temática que a continuación abordaré. Ya verán porque.
Los malvibrosos e inconformes dirán que estamos ante una gran ofensa a la ciudadanía ¿Cómo es posible que Enrique Peña Nieto y familia gasten del erario tantos millones en ropa? Hmmm ¿No se han puesto a pensar que el líder del Peñismo Abstracto http://bit.ly/2tQpLtb y compañía no pueden, ni deben dejarse ver en harapos? ¿Qué acaso no tiene el sacrosanto derecho de vestir bien para no ser etiquetados como “malafachas” y ser peluseados a nivel nacional e internacional?
Dejando a un lado esta ironía, en el ocaso del sexenio que nació cuestionado y deslegitimado surgen datos que deben contribuir no solo a indignarnos, sino a provocar una apropiada toma de decisiones rumbo al 1 de julio, día en que tendremos la oportunidad de elegir el rumbo de este aún #MéxicoLindoyHerido. Momento en que podremos hacer nuestra la oportunidad de votar para botarlos.
De una lectura a los Presupuestos de Egresos de la Federación desde el inicio del sexenio, hasta el de este año; podemos constatar cuales son las prioridades del Gobierno Federal y determinar porque este país está en el despeñadero, tal como se ha dicho en reiteradas ocasiones.
Por ejemplo, los rubros de préstamos, viáticos, alimentos, ropa y transporte carretero, se ampliaron. ¿Y la austeridad que tanto pregonaban, dónde quedó? Al igual que sus promesas, en grandilocuentes líneas discursivas, que solo creen los desinformados. En dichos Presupuestos se muestra una desafortunada disminución en programas como: igualdad entre hombres y mujeres, de educación indígena, así como el de promoción de la atención y prevención de la violencia contra las mujeres. Mientras que la brecha de desigualdad, violencia y feminicidios, han aumentado.
¿El resultado? a lo largo del sexenio hemos visto disminuido el poder adquisitivo, la inflación y canasta básica están por los cielos, igual que el aumento a la gasolina. ¿Y los sueldos? raquíticos para los ciudadanos y de burla para los políticos que parecen vivir otro México o en un mundo para “lelos”.
Sirva la información como herramienta para la adecuada toma de decisiones el 1 de julio.
No la dejemos solo para el escándalo que aviva el malestar ciudadano que contribuye a ensanchar la brecha del fenómeno de desafección socio-política.
Y así como lo dice la frase inicial de esta Nornilandia del diseñador Oscar de la Renta, la cual adapto a éstas temáticas: los políticos deben caminar como si los ciudadanos fuéramos siguiendo muy de cerca sus actos y omisiones, para actuar en consecuencia y llenarnos de acciones.
Reflexionemos. Actuemos. Un primer paso es que TODOS acudamos a las urnas y votar para botarlos, solo así comenzaremos a provocar un cambio.
Es todo por hoy.
¡Nos leemos la próxima Nornilandia!