15 jun. 2016

MÉXICO “DE PELÍCULA”

@BarbaraCabrera

“Lo bueno del cine es que durante dos horas los problemas son de otros”
Pedro Ruiz

Película, término que proviene del latín pellicula. Se vincula habitualmente a una obra cinematográfica que de manera recurrente narra una historia escrita o adaptada por un guionista, cuya puesta en escena depende de un director, la cual cuenta con la participación de actores que interpretan a los distintos personajes de la historia.
Las películas son llevadas a la pantalla grande con diversas finalidades. Algunas, son más ligeras que otras, expresado de otra manera: entre géneros, hay niveles. Es así que en esta ocasión, traigo a #Nornilandia 5 largometrajes que de ligero solo tienen el tiempo que duran y me ayudarán a dibujar en esta entrega de columna, un México de película.
¿Estamos ante la corrupción total del país? por fortuna no creo en absolutos, ni en generalizaciones. Este es el panorama de un México visto en la pantalla grande, a partir de un quinteto de películas que se antojan como una distopía. Tómense como una invitación a la reflexión y provocación para la acción. Así que preparen su mente y palomitas [de preferencia preparadas en casa] porque inicia la permanencia [in]voluntaria
La Ley de Herodes [1999]
Película mexicana dirigida por Luis Estrada, protagonizada por Damián Alcázar. Con joyas hechas frases como ¡El que no transa no avanza!, ¡este país no tiene solución!, ¡ahora sí me saliste más cabrón que bonito!, ¡te tocó la Ley de Herodes, o te chingas o te jodes!, ¡están jodidos porque quieren!, ¡Ah que mi licenciado, igual que los demás, na´más llegandito y ya quiere su mordida!, si en este país hubiera democracia, el presidente usaría sotana, ¡para tus impuesto no tienes, pero que tal para esto, eh!, ¡la dictadura perfecta!: se trata de una comedia satírica que retrata la corrupción política en México a través del sempiterno mandato del PRI.
Narra que por allá del año 1949, los habitantes de San Pedro de los Saguaros decapitan de un machetazo a su alcalde cuando intentaba huir del pueblo con el dinero de las arcas municipales. Suscitado este hecho el licenciado López, Secretario de Gobierno, decide nombrar a Juan Vargas, quien fungía como encargado de un basurero y antiguo militante del PRI, como nuevo alcalde hasta en tanto lleguen las próximas elecciones, en las que por cierto el licenciado es aspirante a Gobernador del Estado.
Vargas, agradecido y portando el distintivo del dinosaurico partido, afronta su misión con las mejores intensiones, hasta que de manera paulatina descubre las mieles y los beneficios del poder y la corrupción. Por lo que se transforma en un tirano dispuesto a todo para permanecer en el poder, cabe mencionar que con las manos manchadas de sangre llega a ser Diputado Federal.
Pachito Rex, me voy pero no del todo [2001]
Película dirigida por Fabián Hofman, y dentro de su elenco encontramos a Damián Alcázar. Es la suma de varias historias que giran en torno al atentado de un controvertido cantante llamado Francisco Ruiz [conocido como Pachito], candidato favorito para ganar las elecciones presidenciales de un imaginario país latinoamericano. Se producen historias como la del supuesto asesino, la de un policía encargado de investigar la desaparición del cuerpo 5 años después del atentado y la de un arquitecto contratado para diseñar el mausoleo a la memoria de Pachito. En esta película se entremezcla la visión sobre la creación de ídolos, el abuso a la democracia y la perpetuación del poder. Ya que Pachito se va, pero no del todo.
A este largometraje dediqué una columna #Nornilandia que puede leer aquí http://bit.ly/1PrjiG1
Un mundo maravilloso [2006]
Es una película mexicana dirigida por Luis Estrada, entre sus protagonistas encontramos a Damián Alcázar; la cual se presenta con un humor surrealista sobre todo contra la iglesia y la burguesía. En esta el ministro de economía declara que la pobreza ha sido vencida y las cifras macroeconómicas así lo demuestran. Lo malo son los pobres, que son los culpables de su pobreza por obra de Dios, por su mala suerte o simplemente porque así es la vida, jamás por las decisiones de sus gobiernos, y menos aún de los neoliberales, los que en verdad son los realmente culpables.
El protagonista de la historia es Juan Pérez, un ciudadano marginal y lumpen que de manera regular es invisible a los ojos del Sistema, pero que pasa al estrellato por diversas casualidades y equívocos que lo conducen a ser mártir y ejemplo de los pobres y después de los ricos,
El infierno [2010]
Otra película mexicana escrita, producida y dirigida por Luis Estrada, donde también participa como protagonista Damián Alcázar.
La cinta trata de manera real la problemática actual del narcotráfico y crimen organizado en México. Con un tinte de comedia, muestra como el narco corrompe todo lo que toca. En el largometraje se cuestiona las ligas del narco con el ex presidente Salinas de Gortari y con la clase política de este país, con la iglesia, con la CIA.
Su trama refiere que Benjamín García “el Benny”, es deportado de Estados Unidos y al regresar a su pueblo encuentra un panorama desolador. La violencia irracional, la corrupción generalizada y la crisis económica que azotan al país, han devastado por completo al lugar. El Benny, sin otras opciones y para ayudar a su familia a salir adelante, se involucra en el negocio del narco en el que tiene, por primera vez en su vida, una fulgurante prosperidad llena de dinero, mujeres y violencia; pero al final, descubrirá en carne propia, que el tentador camino de la vida criminal no siempre paga lo que promete.
La dictadura perfecta [2014]
Película mexicana dirigida por Luis Estrada, protagonizada -entre otros- por Damián Alcázar.
En palabras de su director: “después de una larga y documentada investigación sobre la materia y tomando como referencia muchos de los casos reales que han marcado la vida pública del país en los pasados años, como son: los video-escándalos de Ahumada, Salinas y Bejarano; las peripecias de “El Gober precioso”; el caso de la desaparición de la niña Paulette; las aventuras de “El Chueco”; la simulada captura de Florence Cassez, y algunos otros muy emblemáticos, en los que los medios han demostrado su doble moral y su enorme poder e influencia; pretende hacer una reflexión ácida, crítica y aguda sobre el fenómeno de la manipulación, e invitar al espectador a tratar de entender los cómos y los porqués de la perversa relación entre el poder político y los medios de comunicación”
Además, a esta película, dediqué una columna #Nornilandia, la cual pueden leer por acá http://bit.ly/1rpUrVP
A través del recorrido “peliculesco” por el México de las realidades, en las cintas aludidas se observa como se vive y padece una tragicomedia a la mexicana ¿queremos seguir así? ¿Hasta cuando? ¡Despierta México ha terminado la función y las palomitas están escasas! Es momento de actuar.
PD. Dejo por aquí una dosis musical, en esta ocasión del Instituto Mexicano del Sonido, con una canción llamada “México” http://bit.ly/1DJWqNo
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!