2 dic. 2014

“GOBIERNO ENCAPSULADO”

@BarbaraCabrera

“Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado”
Voltaire

1° de diciembre de 2012 se han cumplido dos años de aquél atropellado y poco legitimado “triunfo” de Enrique Peña Nieto, cuyas manifestaciones antes y durante su posesión no se hicieron esperar (para la desmemoria aquí algunas fotos y videos de ese día http://bit.ly/1tFAxXW)
A dos años, el panorama no ha cambiado, incluso las movilizaciones y protestas se han intensificado exigiendo su renuncia y la aplicación del artículo 39 constitucional, el cual cito textual:
Artículo 39. La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.
No obstante estar rodeado de ello, el señor Peña se ha empecinado en no ver, no oír y no escuchar; alrededor de él hay un cerco infranqueable para resguardarlo y no permitir que el pétalo de una crítica despeine su cada vez más desangelado copete; ese que ha sido utilizado por la mass media para “venderlo” junto a su “Gaviota” como la pareja bonita que el televidente añora al encender la TV para dar continuidad a la novela rosa en turno.
Así es, dicho personaje llegó para consolidar la telecracia, un modelo híbrido que combina anquilosadas prácticas del priísmo con la benevolencia que le ha brindado la televisora de Emilio Azcárraga Jean.
Fundamentalmente, lo que va del sexenio peñanietista se ha caracterizado por la imposición, con aplastante mayoría legislativa, de una serie de reformas que nos ha conducido a un Réquiem por México http://bit.ly/1kzVi9F y a una cada vez mayor inconformidad social derivada de éstas, la cual se ha desbordado después de la desaparición forzada de los 43 normalistas de #Ayotzinapa, a lo que se suman otras miles; sin olvidar el clima de inseguridad que se vive en esta interminable guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado.
Sobre el particular, otra perla legislativa más he remitido EPN al Senado, esta vez se trata de una reforma estructural en materia de seguridad que permitirá crear policías estatales únicas y mecanismos constitucionales para revisar a gobiernos municipales cuando exista sospecha de que esté involucrado el crimen organizado. ¿Será está una buena medida? No lo creo, se avizora un ambiente represor más que garantista.
Todo ello nos lleva a percatarnos que estamos frente a un gobierno encapsulado porque cada vez más somos los ciudadanos proactivos que estamos todos los días trabajando por un mejor futuro, para dejar un mejor país, un mejor mundo. Y el #1DMX ha refrendado ese compromiso ciudadano, donde por primera vez integrantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos formaron una valla para resguardar a manifestantes de posibles arbitrariedades de la fuerza bruta gubernamental.
Un gobierno encapsulado debido a esa crisis de credibilidad, que se palpa en las calles y en las crecientes manifestaciones y se ha plasmado en encuestas de dos Diarios nacionales de amplia circulación: El Universal y Reforma, cuyos resultados a destacar para efectos de esta Nornilandia son del primero que el 54% considera que el gobierno pasa por su peor momento y el 22%  por el mejor. Mientras que el segundo medio reporta que EPN bajó 11 puntos que lo deja con un 39% de aprobación, situándolo en el nivel más bajo registrado desde 1995; y que ascendió a 62%  los ciudadanos que consideran que el país va por mal camino.
Opino que merecemos tener mejores gobiernos, hagámoslo posible.

Por hoy es todo.
¡Hasta la próxima Nornilandia!