26 mar. 2013

“DE LA #APP A LOS #IPAD”


@BarbaraCabrera

Sin duda, vivimos inmersos en una revolución tecnológica. Cada día constatamos los cambios e inclusiones de herramientas que optimizan nuestras labores cotidianas. Redes sociales y gadgets están ahí, a nuestra disposición, en espera de ser utilizados a la altura de la Web 2.0 donde somos generadores y consumidores de cuanto contenido viaja por Internet.
Foto: Cuartoscuro
Hasta ahí todo resulta miel sobre hojuelas, cada quien decide cuándo, cuánto y cómo, ¿es esto verdad o un mito urbano tratándose de nuestros legisladores? Veamos porque lanzó esta pregunta.
Hace un par de semanas se dio a conocer que la Cámara de Diputados compró una app en 115 millones de pesos (a pagar en 32 cómodas mensualidades de 3.6 millones de pesos) bajo el contrato DGAJ-001/2003 multianual que comenzó su vigencia el 10 de enero y culmina en agosto de 2015 ¿cuál es el objetivo de la adquisición de dicha tecnología? que los Diputados la descargaran en sus smartphones y/o tablets para monitorear a distancia la información y actividades llevadas a cabo en San Lázaro. Al respecto existen varias disyuntivas: a) el contrato está a nombre de Pulso Legislativo, consultoría que el periódico Reforma relaciona con los ex Diputados Luis A. Godina y Sebastián Lerdo de Tejada, ambos del PRI; b) actualmente la Cámara de Diputados ya cuenta con los servicios que supuestamente generará esta app y lo hace a través del área de comunicación social, aunado a la existencia del Sistema de Información Parlamentaria creado, mantenido y actualizado por trabajadores de la misma Cámara; y, c) desarrolladores consultados han manifestado que su costo no debería exceder los 500 mil pesos.
Tal vez por el escándalo, posiblemente por remordimiento de conciencia de algún sector aún desconocido que ronda los pasillos de San Lázaro, o bien por ser presas del síndrome de la chimoltrufia –porque así como aprueban una cosa, luego la desconocen- es que se ha dado a conocer que este millonario contrato suscrito con la empresa Sistema de Seguimiento Legislativo S.A. de C.V. (razón social de Pulso Legislativo) se ha suspendido de manera definitiva, dicen que no se les ha pago ni se les pagará ¿les creemos? ¿Acaso el controvertido instrumento jurídico no posee una cláusula de penalización? ¿Pecarían de ingenuos los proveedores y se conformarán con un “ya no la queremos, gracias”? lo dudo. Al tiempo veremos el desenlace de esta contratación.
Por otra parte y no por ello es un asunto menor, tenemos las “iPad mini gate” y lo digo de esta manera por las formas en que se entregó a los Diputados. Mientras se desarrollaba una de tantas Sesiones Ordinarias (la del 19 de marzo para ser específica) personal de la Cámara tuvo la misión de entregar en sobre amarillo a todos y cada uno de los 500 legisladores una de éstas famosas tablets de Apple ¿se sabía cuál era el propósito? ¿Sería acaso la crónica de un compró de voto a la recién aprobada reforma de Telecomunicaciones? ¡No seamos mal pensados mis lectores! Trascendió que la única intención es facilitarles la lectura, consulta de noticias, leyes, iniciativas presentadas y toda aquella información propia de la actividad legislativa. Y es que los legisladores tienen un sueldo parecido al de un ciudadano común y no les alcanzaba para erogar los poco más de ocho mil pesos del aparato que recibieron. Al principio todo se prestó a confusión y suspicacias: que se pagaron 4 millones de pesos para su adquisición y el monto había sido erogado por la Secretaría General de la Cámara, situación que rápidamente se rectificó; luego se dijo que Slim se los obsequió, rumor que también fue desmentido. Finalmente, la postura oficial en San Lázaro es que se trata de un contrato de usufructo  con vigencia del 1 de enero de 2013 al 1 de diciembre de 2015 a cambio de los servicios de Telmex brinda a la Cámara de Diputados; es decir, aquellos Diputados que aceptaron la tableta hipotéticamente la tendrían que regresar en la fecha convenida sino se cumplen las contraprestaciones contractuales con Teléfonos de México. Las reacciones no se han hecho esperar, no solo en medios de comunicación, redes sociales y ciudadanía en general; sino también entre los legisladores: El presidente de la Mesa Directiva Francisco Arroyo Vieyra reconoció que su entrega en estos momentos fue inoportuna; los Diputados de Movimiento Ciudadano la rechazaron desde el primer momento; y poquitos más en estos días haciendo alusión a su ética están en proceso de devolverlas.
Aquí la pugna y lo criticable no es que los Diputados tengan acceso a todo tipo de herramientas tecnológicas, sino la todavía escasa productividad que tienen. Diría a los legisladores, antes de dotarse de cuanta tecnología les plazca tienen asuntos por resolver, como el de elevar la calidad de su trabajo legislativo y que conste que no solo va relacionada con presentar a la menor provocación iniciativas que en ocasiones distan de ser eficientes para resolver los problemas que enfrentamos en este aún #MéxicoLindoyHerido y que últimamente van con la firma del “sí, señor presidente” mediando debates simulados de unos y desgastantes para aquellos que desde la minoría parlamentaria no son tomados en cuenta. Hago votos porque se curen de esa “legistitis” que varios tienen. Ojalá y para ello si hubiera una app y con gusto los ciudadanos nos cooperamos y se las pagamos.

 Es todo por hoy, hasta la próxima Nornilandia.