17 sept. 2013

“#MÉXICO DESMEMORIADO”

@BarbaraCabrera

“No estoy llorando... se me metió un México sin memoria en el ojo”

Han pasado los festejos patrios. Bueno por lo menos para los crédulos que consideraron que había algo que festejar y contextualizo con un solo ejemplo.
Viernes 13 de septiembre de 2013, integrantes de la CNTE y alguno que otro grupo que los apoya son desalojados del Zócalo capitalino, después del ultimátum cantado por Manuel Mondragón y Kalb, actual Comisionado Nacional de Seguridad a las órdenes del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong quien se ha constituido en el hombre fuerte del Señor Peña.
Sea como fuere, el festejo relativo al 203 aniversario de la Independencia debía darse, la programación no estaba sujeta a cambios; es así, que Mondragón y Kalb dijo era su responsabilidad y tenía la orden de limpiar el Zócalo para los festejos patrios. La operación limpieza comenzó su marcha con el desalojo de los servidores públicos y trabajadores circundantes a la demarcación propia para llevar a cabo el evento. Después, de manera unilateral se marcaron las 16:00 horas de ese mismo día para que la policía entrara y desalojara.
Gas lacrimógeno, tanquetas de agua, granaderos, barricadas, encapsulados, helicópteros; fueron los elementos de la crónica de una represión anunciada. ¡Que más da desalojar a como de lugar  a un grupúsculo de rijosos para celebrar! ¡Que importa la existencia del derecho a la manifestación consagrado en el artículo 9 de la Constitución! ¡Que interesa que dos fenómenos naturales (Ingrid y Manuel) en esos días estuvieran causando estragos en las dos terceras partes del país!
Un zócalo blindado para festejar el grito de independencia. ¡Nada que celebrar! -aludían algunos- clap, clap, clap -irrumpían los aplaudidores- Me importa poco mientras no afecten mis derechos -esgrimían los comodines de la sociedad-.
No podía faltar la división social, donde aplaudidores del sistema, junto a la cerrazón gubernamental han y seguirán ocasionando que mas mexicanos salgamos a las plazas a manifestarnos. Mientras los impávidos amantes del status quo seguirán siendo meros espectadores y donde los influenciados por los medios masivos de comunicación condenaran sin conocer.
Mi opinión es, ante los tiempos que enfrentamos en este cada vez más #MéxicoLindoyHerido es preciso ceder ciertas comodidades y libertades (como el bloqueo de calles por una manifestación) para obtener a mediano o largo plazo mayores beneficios. Soy una convencida de ello. Estoy dispuesta -como lo he hecho- a caminar,  para permitir la construcción de un mejor país, de un mejor mundo.


Es todo en esta Nornilandia.