8 may. 2012

“BORREGUISMO TUITERO”


@BarbaraCabrera

“Si la obediencia es el resultado del instinto de las muchedumbres, el motín es el de su reflexión”
Napoleón I

Cavilando sobre el tópico que este día presentaría a mis lectores, y después de tener casi decidido el tema, surge la idea de preguntar -vía Twitter- sobre que contenido les gustaría abordará en la Columna Nornilandia de hoy. Varias respuestas se lanzaron; no obstante, hubo una que me cautivo y es motivo de las siguientes líneas.
Todo se desató cuando una de mis followers @_foreignaffairs, respondió al llamado con el hashtag #TwitterGatePRI y como estuve medio ausente de la Twittósfera pedí me contextualizara y lo hizo enviándome el link del video que pueden apreciar en todo se esplendor a continuación:
¿Qué les parece mis lectores? Un video polémico y relevante en esta etapa del proceso electoral, donde a toda costa uno de los candidatos más producidos y cuidados tiene que ser posicionado ¡al precio que sea! El truco es figurar, no despeinarse ni un poco y demostrar que es el fuerte, el ganador.
¡Es cierto! De manera cotidiana se habla sobre la existencia de bots creados para favorecer a los otros candidatos a la Presidencia de la República; se ha dicho que Josefina Vázquez Mota tiene contratado un call center desde donde operan la campaña de redes sociales; en alguna ocasión me toco leer que un tuitero simpatizante de AMLO detectó algunos bots en la cuenta del candidato de las izquierdas. ¿Quién no recuerda la guerra de bots entre Enrique y Josefina? Así es, cuando en cuestión de horas tuvieron un aumento de 6.5 y 19.5% en número de followers respectivamente.
Lo que es motivo de crítica analítica es el borregismo tuitero, comandado en el video que se muestra, por un personaje con micrófono quien da instrucciones a quienes -contratados o tal vez por convicción- desenfundaron Smartphone, tabletas, laptop para desde un mismo lugar “ponerse a trabajar” debido a la crisis que afirma tener el Partido Revolucionario Institucional.
No cabe duda, la Twittósfera –término que acuñe desde hace tiempo para referirme a Twitter- es fiel reflejo de la sociedad y en época electoral se viven con intensidad los sucesos que de suyos son. En esta Red podemos palpar tendencias y las diversas estrategias de los equipos de campaña de cada cual.
La apuesta es clara, el PRI a como de lugar anhela volver a ser inquilino de Los Pinos por los próximos seis años y apostarse de manera perpetua en la silla del águila.
Y surgen las interrogantes ¿Ese el nivel de campañas políticas que merecemos y queremos? ¿Acaso no saben los políticos que los bots no votarán el 1 de julio? ¿Creen que engañan a la población con sus números en las encuestas y Twitter? ¿Aquellos que alguna vez omitieron decir que eran priístas y hoy se les infla el pecho al decir “mi partido” estarán conscientes del tipo de prácticas que tienen? ¿No les causa decepción ver que la campaña política de EPN posee un club de fans orquestado por mujeres que votarán por él solo porque es guapo? ¿En verdad queremos dejar en manos de alguien con los antecedentes de Peña Nieto y el grupo que lo acompaña los destinos de México lindo y herido? Los invito a reflexionar su voto este 1 de julio y que este sea decidido no por la imagen que proyecta el susodicho, sino por el proyecto de nación que se ofrece para que este país salga del atolladero.
He insistido y lo confirmo una vez más: la clase política nos queda a deber y con cada acto u omisión parece que ni para pagar los intereses tendrán.

Es todo por hoy.

¡Nos leemos la próxima Nornilandia y en el inter compartimos en #Twitter!