12 ago. 2014

RÉQUIEM POR MÉXICO

@BarbaraCabrera

“Con la aprobación de la reforma energética, culmina el trabajo legislativo del importante ciclo que iniciamos el segundo día de esta administración”
EPN

11 reformas estructurales, 20 meses de distancia. Entre bonos finales anunciados, subvenciones extraordinarias o sobornos; entre inusitadas prisas legislativas y la prontitud de un Ejecutivo entregado a los intereses extranjeros. Entre suntuosas fiestas con teiboleras para ponerse de acuerdo en el tono del “debate” de la Reforma Energética; entre ninguneos de la clase política hacia la ciudadanía que pedía dar marcha atrás a las reformas estructurales. Entre vallas y resguardo de los recintos por parte de la fuerza pública para aprobar lo anunciado. Entre un evidente descontento ciudadano volcado en manifestaciones y un grupo “selecto” de bots y aplaudidores del sistema. Entre portadas de revistas del inquilino de Los Pinos y la férrea defensa de los cooptados medios de comunicación al gobierno en turno.
Así es como se construye este Réquiem por México, aderezado con las “Reformas en Acción” http://reformas.gob.mx/ dice el señor peña (así, con minúsculas) que “lo que sigue en este proceso es poner las reformas en acción; llevarlas de la ley a la práctica”; por si quedaba lugar a dudas que la compra-venta de un país dividido y resquebrajado sería llevada hasta las últimas consecuencias. ¡Ah, por cierto; antes de octubre se expedirán los reglamentos de las leyes secundarias de esta polémica reforma!, es decir; las letras chiquititas de las letras chiquitas de la Reforma Energética.
En  este réquiem, los panistas intentan mostrar su cara cercana a la gente prometiendo que lucharán por el incremento al salario mínimo; cuando fueron signantes del sepultado Pacto por México.
En este réquiem, las minorías legislativas lo intentaron pero falto contundencia y organización, así como apoyo de una ciudadanía que se mantuvo las más de las ocasiones como espectadora.
En este réquiem los perredistas con manos enlodadas y cara sucia se dicen puros y se erigen en defensores del petróleo, cuando también firmaron el fenecido Pacto por México.
En este réquiem, los priístas se acuerpan, se reagrupan, lamen sus heridas y se disponen a conservar el carro completo en 2015.
Así las cosas, y me pregunto ¿el pueblo mexicano está resignado, dormido o entumido? Urge lean el artículo 39 Constitucional, ahí se los dejo:
“La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”
 Por hoy es todo.
¡Nos leemos la próxima Nornilandia!