10 jun. 2014

“¿POR DÓNDE HAY QUE EMPUJAR ESTE PAÍS PARA LLEVARLO ADELANTE?”

¡Pst! El país está ahí esperando ¿le digo que se siente o qué?
#Mafalda

¿Qué tenemos que hacer para rescatar este país? ¿Cuándo saldremos adelante? ¿Por qué estamos en crisis? ¿Cómo le hacemos para que los demás reaccionen? ¿Llegará el momento en que las cosas cambien? ¿Por qué hay tanta gente apática? ¿De qué sirve intentar concientizar a los demás si no entienden? ¿Cuál es la manera de sacar a los corruptos del poder? ¿Podemos conseguir que no pasen las leyes secundarias de las reformas estructurales?...
Por redes sociales, mientras imparto clases, con los amigos en una charla de café; en los encuentros casuales con gente conocida, en fin, en diferentes escenarios, este tipo de cuestionamientos parecen intensificarse. Las preguntas son muchas, y van dirigidas a una preocupación constante: la situación por la que atraviesa #MéxicoLindoyHerido.
Debo decir que no tengo todas las respuestas, las que estoy convenida juntos debemos buscar, a partir de plantearnos las preguntas correctas. En occidente, suele ser una situación recurrente perseguir presurosos a quienes se considera poseen las respuestas, soluciones y fórmulas para librar algún obstáculo, sin saber que más adelante se encontrarán otros más y así será necesario salir a buscar nuevas respuestas. Es un círculo tortuoso si se trata de recibir, sin digerir; de recibir, sin pensar si es adecuado; de recibir, sin buscar nuevos caminos; de recibir, tomando aquello como verdad absoluta ¿les suena familiar el Estado asistencialista y paternalista?
Lo que urge es contar con un Estado garantista, uno que proporcione las herramientas para construir una mejor ciudadanía; aunque a quien este en el poder nos les convenga que pensemos, seamos independientes y tomemos decisiones.
En esta tesitura, desde Nornilandia son diversas las convocatorias impulsadas para provocar un cambio, así que vale la pena retomar algunos de sus puntos principales, que nos lleven a comenzar por alguna parte para empujar este país hacia delante:
¿Qué hacer? ¿Cuál es el rumbo? 
http://columnanornilandia.blogspot.mx/2013/03/que-hacer-cual-es-el-rumbo.html en este texto, la contestación es sencillamente complicada de digerir: haciendo cada cual lo que le corresponde. Ser ciudadanos en toda la extensión de la palabra.
Confórmetro 
http://columnanornilandia.blogspot.mx/2012/09/conformetro.html en esta Nornilandia, les comparto algunas poderosas razones para ser ciudadanos proactivos, participativos en el rescate de un objetivo común: el país que habitamos.
Carta abierta a los ciudadanos 
http://columnanornilandia.blogspot.mx/2013/12/carta-abierta-los-ciudadanos.html dedicada especialmente a aquellos que todavía no despiertan, que están muy cómodos en su sillón de status quo. A quienes consideran que la situación actual no les afecta.
¿Cuándo la ciudadanía despierte todavía tendremos país? 
http://columnanornilandia.blogspot.mx/2011/02/cuando-la-ciudadania-despierte-todavia.html en esta columna hablo sobre el principal objetivo que persigue la participación ciudadana organizada. Todo está en querer, saber y poder.
#Leer para desobedecer 
http://columnanornilandia.blogspot.mx/2013/11/leer-para-desobedecer.html en este texto te presento un decálogo para sumarte a la desobediencia civil, a través de la lectura.
Decálogo de los mexicanos 
http://columnanornilandia.blogspot.mx/2011/09/decalogo-de-los-mexicanos.html máximas que deberíamos de observar, distribuir, hacerlas nuestras; y, sobre todo practicarlas.
Esto es solo una muestra representativa, no limitativa e incluyente de aquello que sí está en nuestras manos. Es momento de actuar. De ser factor de cambio, desde nuestros respectivos ámbitos de influencia.

¡Hasta la próxima Nornilandia! Mientras eso ocurre intercambiemos puntos de vista en Twitter, estoy a un tweet de distancia, me encuentran como @BarbaraCabrera