31.10.12

“CALAVERITAS POLACAS”


@BarbaraCabrera

Para contextualizar a mis lectores extranjeros, le diré que en México, la calavera es una composición en verso que suelen escribirse en vísperas del Día de los muertos, una celebración tradicional en este país. Dicho lo anterior, en esta ocasión, dedico mis calaveritas para...

MR. CORDERO

Llegó tarde a camposanto, un confundido Cordero /
se le retrasó el reloj, a causa de su impericia /
de repente se le ocurrió solo tocar el pandero /
al tener la muerte enfrente, cual corderito le dijo: no me mires con malicia /
la muerte le replicó, eso de nada te sirve ya estas en este atolladero /
Solo os digo Mr. Cordero, ya sin formas, ni reformas, la muerte te beneficia.

DON BELTRONE “EL MAESE”

La reforma laboral es tumba del maese legislativo /
Don Beltrone negoció hasta con la muerte misma /
le dijo no me lleves, implorando muy altivo /
la calaca respondió: te quedas sin un buen prisma /
y Beltrone replicó, cual su creencia de divo /
que aún en el más allá brillará por su carisma /
la muerte lo remató como un ser involutivo.

“HAIGA SIDO” CON CALDERÓN

En la gira del adiós, de su sexenio fallido /
la calaca cohabitó sin temores, ni zozobra /
se dice fue su invitada y se escucho el estallido /
llegó la flaca por él y le dijo: ha terminado tu obra /
me ha pedido el copetón, un ser muy confundido /
te lleve de una vez conmigo, y que por eso no cobra /
los muertos de tu sexenio corean en estribillo /
haiga sido como haiga sido finiquitarás como pillo.


EL DESOBEDIENTE AMLO

Se erigió en Presidente de una nación desplomada, conocido como AMLO este hijo desobediente /
dicen que cuando vio a la calaca se dio una acalambrada /
le rogó no se lo llevé ni ella ni la chingada en tono muy sugerente /
la muerte huyó despavorida al escuchar la parvada /
de aquellos que junto a este hombre en morena se convierten.


A LA “MAESTRA” CON CARIÑO

La maestra normalista, cuestionada desde enfrente /
ha sido requete ungida en el Congreso del SNTE /
Se dice que la Gordillo ha sido presa fácil, de la calaca demente /
ya instalada en el averno con sus mañas y harta lana, se pasea bien campante /
ni la muerte la ha cambiado sigue siendo una intrigante /
por ello la calaquita la regresa a sus lacayos y todo se vuelve hilarante.


Por hoy es todo.

¡Nos leemos la próxima Nornilandia!