25 jul. 2018

LECCIONES DE UNA ELECCIÓN

@_BarbaraCabrera

“Actores somos todos nosotros, el ciudadano no es aquel que vive en sociedad: ¡Es aquel que la transforma!
Augusto Boal

Hace unas semanas acudimos a las urnas. Más de 30 millones dimos nuestro voto a Andrés Manuel López Obrador, cada quien sabe cómo y cuándo tomo la decisión de brindarle la confianza para que a partir del primero de diciembre dirija las riendas de un país en ruinas que el neoliberalismo salvaje y rapaz, ha dejado. Mi voto, fue informado, considero el de AMLO un buen proyecto de Nación (http://proyecto18.mx/)  el cual ahora debe ser traducido en planes y acciones gubernamentales.
Un día después del triunfo de Andrés, el trabajo ha sido intenso, tanto que algunos -tal vez por así convenir a sus intereses- se han olvidado que Enrique Peña Nieto continúa en Los Pinos. No se pierda de vista sus últimas acciones y omisiones de “gobierno”, no permitamos que se vaya impune y sin rendir cuentas.
A propósito del contundente triunfo de MORENA y Andrés Manuel López Obrador, la casa encuestadora llamada Mitofsky, liderada por Roy Campos, llevó a cabo una Encuesta Nacional de Vivienda llamada “México: después de las elecciones” (consultable aquí https://goo.gl/sdzK3D). De dicho documento deseo enfatizar los sentimientos que provoca el triunfo de AMLO, a los que algunos en Twitter han llamado “Los sentimientos de la Nación”, veamos: al 62.4% le provoca alegría; el 62.7% muestra felicidad. Mientras que el 60.1% está satisfecho; el 57.7% siente seguridad. La tranquilidad alberga al 59.6% y la confianza la muestra el 59.0% de los encuestados.
En este orden de ideas, los encuestados consideran que los tres rubros que mejorarán en el corto plazo con Andrés Manuel son: seguridad 65%, economía 67.4% y política 64.8%.
Como puede verse, las expectativas del triunfo de López Obrador son bastante amplias, no lo dejemos solo. Desde nuestras trincheras hagamos lo nuestro para contribuir a rescatar lo que nos queda de país.
Las lecciones que nos dejó aquél 1 de julio es necesario no olvidarlas:
·  La creciente participación ciudadana, misma que es ineludible continuar y seguir sumando.
·      El activismo, lo que permite sumar para ser propositivos con causa.
·   El aprendizaje de que el voto no se vende y es útil. Atrás parece haber quedado el síndrome del borreguismo ciudadano.
·        Que algunos partidos (creen) no se destruyen, sino que se transforman.
·        La figura presidencial dejará de ser gris y desdibujada.
·      Y sobre todo, esta elección nos deja una herramienta poderosísima: las benditas redes sociales.
Adéndum: El PRI se convirtió en RIP
Del PAN quedan las migajas y aún así las pelean.
El PRD es PERDERÉ
Movimiento Ciudadano es una franquicia de Dante Delgado
De la chiquillada, ni hablo.
Muchos con el ardor a cuestas se duelen de que MORENA y Andrés Manuel sean quienes en unos meses detenten el poder, mejor únanse y ayuden a rescatar el país que saquearon los sexenios del PRIAN. Dejaron un México inseguro, violento, endeudado, corrupto, pobre, explotado... Llega el momento de la cuarta transformación y juntos: sociedad y gobierno, iremos reconstruyendo.
Les deseo amor y paz
Es todo por hoy.
¡Hasta la próxima Nornilandia!