27 nov. 2012

“LOS AÑOS MARAVILLOSOS”


 @BarbaraCabrera

Después de escuchar estos últimos días a Felipe Calderón en su extendida gira del adiós; he llegado a la conclusión de que somos unos malagradecidos; ya que dice el personaje aludido, estos seis años fueron maravillosos y desafiantes, salimos adelante. Se destaca que su gobierno fue humanista y se tuvo un trato igualitario para los ricos y pobres, apoyando en todo momento a la educación.
En este sentido, lo que vemos mal, lo que no funciona; ha sido producto de nuestra imaginación.
Así que borremos de nuestras mentes y memoria aquello que sale de toda lógica, de este contexto conocido como los años maravillosos vividos durante el sexenio que está por fenecer; aquí unos ejemplos:

1. El registro de más de 83 mil muertos y un número importante de desaparecidos, como consecuencia de una estrategia fallida, derivada en lo que los estadistas engloban como daños colaterales.
2. De acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI; entre 2007 y 2011 se sumaron alrededor de 596 mil que ni estudian, ni trabajan. ¡Ya suman 5.1 millones… y contando!
3. El crecimiento exponencial de organizaciones delincuenciales existentes y la creación de nuevos carteles; ante la torpeza de una Secretaria de Seguridad Pública cooptada por Genaro García Luna y secuaces.
4. El aumento de la pobreza, tal como lo reporta el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social; organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal.
5. Una política educativa rezagada y manipulada por Elba Esther Gordillo, ante la complacencia del gobierno, con quien la líder del SNTE ha establecido una evidente alianza político-electoral.
6. La impunidad con la que opero la alta burocracia, con tintes de insensibilidad ante casos de flagrante violación de derechos humanos y constitucionales. Los ejemplos son varios, el más representativo: el de la guardería ABC.

…Y mejor hasta aquí dejamos el listado, que seguramente será enriquecido por mis lectores.
Entretanto, estamos a tres días de comenzar un nuevo sexenio con un San Lázaro (sede de la Cámara de Diputados) cercado; con cinco estaciones del Sistema Colectivo de Transporte Metro cerradas por petición del Estado Mayor Presidencial; con una apresurada toma de protesta, cuya logística es protestas y te vas. Con una entrega de banda presidencial sin palabras donde Calderón y Peña Nieto saldrán del inmueble sin emitir mensaje alguno ante los legisladores; con un Instituto Federal Electoral dispuesto a defender la toma de protesta de quien fue validado por dicha institución; y, con un nuevo andamiaje de la Administración Pública Federal, donde se situará una desempolvada clase política.

Por hoy es todo.

Sigamos el intercambio de ideas en Twitter, mientras nos leemos en la próxima Nornilandia. Me encuentran como @BarbaraCabrera