20 may. 2014

“AMOR ES…”

Amar, debería ser un acto revolucionario agendado para celebrar cada día del año
@BarbaraCabrera

¿Qué Gustavo Madero repite como Presidente de un PAN desmoronado? ¿Qué el señor Peña se vanagloria del “triunfo de Madero”? ¿Qué la inseguridad no cesa y es cada vez mayor en Tamaulipas y otras Entidades? ¿Qué los políticos continúan viendo un México maravilloso y en jauja? ¿Qué existe una izquierda que está a las órdenes del sistema? ¿Qué las letras chiquitas de las reformas estructurales serán discutidas durante el mundial? ¿Qué las autodefensas pactaron con el gobierno a cambio de algo? ¿Qué el “virrey” Castillo afirma que Michoacán está controlado? ¿Qué ya casi agarran a La Tuta? ¿Qué todos los días detienen a un narco limpiando con ello este país? ¿Qué la crispación ciudadana va in crescendo? ¿Qué la mano que mueve los hilos en la conducción de este país continúa burlándose de todos nosotros? ¿Qué los discursos son tan viejos como las ideas? ¿Qué el reloj legislativo es capaz de ir a su propio ritmo y conveniencia?
Todo eso, ya lo sabemos, y es el panorama que persiste en este aún #MéxicoLindoyHerido.
Así que, para tomar un respiro, en estos días, durante una de mis visitas a una reconocida librería para curiosear entre las novedades editoriales, me tope con un librillo dedicado a aquellos personajes encueraditos, niño y niña respectivamente, que promovían a través de sencillas frases el “Amor es…” me detuve un momento y reflexioné ¡eso es lo que hace falta, celebrar y convocar al amor en sus diversas manifestaciones y fines todos los días!
Regularmente esperamos a que sea “el día de…” para aclamar ese algo. Hemos llegado al punto en que cada día se conmemoran de manera simultánea varias situaciones, eventos, hechos, inventos, y lo que se sume; sean éstos mundiales o internacionales, sin olvidar las efemérides que son propias de cada nación.
En conclusión, no nos libramos de estar rodeados de festividades, numeraria y cuanto sea posible de la fecha en cuestión.
Así que para escapar de ese status quo del calendario, y además de la vorágine noticiosa que implica sobre todo malas noticias, en esta Nornilandia les hablaré del amor de una manera particular, donde los convoco a incrementar la lista de aquello que signifique amor es…
A continuación, mis aportaciones:
Amor es señalar los desaciertos de los políticos sin ser censurados.
Amor es luchar por un mejor país.
Amor es entender los términos y condiciones de la clase política.
Amor es provocar un cambio con el ejemplo.
Amor es no pactar por México en contra de la mayoría.
Amor es contar con instituciones adecuadas al tiempo que nos toca vivir.
Amor es que nuestros impuestos se reflejen en mejores servicios públicos.
Amor es tener una lupa para ver a detalle las letras chiquitas de la democracia.
Amor es manifestarnos sin ser amedrentados y encapsulados.
Amor es tolerar la ignorancia ajena, siempre y cuando no ose gobernar este país.
Amor es no vender tu voto al mejor postor.
Amor es unirse a una nueva era ciudadana.
Amor es contar con la revocación de mandato para despedir a gobernantes ineptos e ineficientes.
Amor es que una vez concluido un cargo de elección popular no saqueen las arcas públicas.
Amor es que los legisladores doten al pueblo de leyes acordes a las necesidades de la mayoría, no de su mayoría.
Amor es poseer un Internet libre y de alta calidad.
Amor es más pro lectura y menos TV.
Amor es que los gasolinazos sean solo un mal sueño.
Amor es contar con políticas públicas ajustadas a las circunstancias.
Amor es hacer realidad un efectivo sistema de evaluación y rendición de cuentas de cualquier área del gobierno.
Amor es construir una ciudadanía proactiva, crítica y participativa. Interesada en los asuntos públicos.
Amor es atiborrarse la cabeza de sueños y expectativas y las manos de acciones.
Amor es desterrar la palabra pretexto de nuestro vocabulario.
Amor es trabajar de manera constante para dejar un mejor mundo al que encontramos.
Adendum amoroso…
Amor es tuitear y ser tuiteado.
Amor es tuitear sin ser unfolloweados.
Amor es… Amor es… Amor es…  Amor es… ¿Qué lo es? Compartan su opinión.


¡Hasta la próxima Nornilandia!