10 dic. 2013

¿MÉXICO DIGITAL?

@BarbaraCabrera

“La tecnología es sólo una herramienta. La gente usa las herramientas para mejorar sus vidas”
Tom Clancy

Después de mi artículo “Agenda Digital Gubernamental (ADG)”, para el número 9 de la Revista Científica Quaestionis, donde analizo este instrumento a partir de elementos teóricos-conceptuales, exposición crítica y contraste del caso mexicano con algunos países que han desarrollado una metodología muy interesante para la inclusión digital; no dejo pasar la oportunidad para compartir en Nornilandia una reflexión acerca de la Estrategia Digital Nacional (EDN), a partir de mis conocimientos, experiencia y visión crítica respecto a estos tópicos.
He recibido con expectativa la información relativa a la EDN, presentada con bombo y platillo por Enrique Peña Nieto y la Coordinadora de dicha estrategia, el pasado 25 de noviembre de 2013.
Así que siendo consecuente a una de mis líneas de investigación, aplicación y generación de conocimiento; me di a la tarea de escudriñar esas 44 hojas que la contienen.
En su mensaje EPN manifiesta, entre otras ideas que “logrando una mayor inclusión digital, contaremos con ciudadanos mejor informados y más participativos…”, en la siguiente página puede verse una fotografía que abarca casi la totalidad de la página del señor Peña sentado en la silla presidencial con banda incluida y a un lado la bandera de México. ¿Ciudadanos informados? ¿Ciudadanía participativa? Son dos rasgos que sugiero no perdamos de vista.
Después de este mensaje político, viene la presentación de dicho instrumento; se alude es “fruto de meses de estudio, de trabajo y reflexión multisectorial sobre el México Digital que queremos alcanzar” Se advierte la existencia de cinco grandes objetivos, a saber: 1) Transformación Gubernamental; 2) Economía Digital; 3) Educación de Calidad; 4) Salud Universal y Efectiva; y, 5) Seguridad Ciudadana. Se plasma que para alcanzar esta meta –trazada a partir de los objetivos aludidos- se diseñan cinco habilitadores clave: 1) Conectividad, 2) Inclusión y Habilidades Digitales, 3) Interoperabilidad, 4) Marco Jurídico y 5) Datos Abiertos.
En el Resumen Ejecutivo destaca que el “propósito fundamental de la Estrategia es lograr un México Digital en el que la adopción y uso de las TIC maximicen su impacto económico, social y político en beneficio de la calidad de vida de las personas”
Y continúa explayándose al asegurar que “El México Digital que vislumbra esta Estrategia tiene un objetivo doble: que México alcance en el índice de digitalización el promedio de los países de la OCDE para el 2018. Paralelamente se plantea que México alcance los indicadores del país líder en América Latina (actualmente, Chile) para 2018”
Se indica que “a diferencia de las agendas digitales preparadas anteriormente para México, la Estrategia Digital Nacional representa un cambio fundamental en el direccionamiento hacia una Sociedad de la Información y Conocimiento.
¿Se referirá también a la propia ADG que lanzaron este mismo sexenio?, ¿O aquello se trato únicamente de un ensayo? O ¿tal vez no recuerdan su existencia y la Estrategia es borrón y cuenta nueva?
El contenido de la EDN al igual que la “Agenda Digital, por un México conectado” es de definiciones, buenas intenciones, discursos, y ya en la Estrategia se menciona la reciente reforma constitucional en materia de telecomunicaciones.
Por ejemplo, la EDN se define como “el documento que plasma las acciones que el Gobierno de la República implementará durante los próximos años para fomentar la adopción y el desarrollo de las TIC e insertar a México en la Sociedad de la Información y el Conocimiento” Se manifiesta que a partir de este se medirán los avances, logros y retos en este ámbito.
Todo se resume en leer con atención su misión y visión:
Misión: Facilitar el acceso y promover la utilización de las TIC en la vida cotidiana de la sociedad y del gobierno para que éstas contribuyan al desarrollo económico y social del país y a mejorar la calidad de vida de las personas.
Visión: Un México Digital con una sociedad conectada, participativa e innovadora que potencializa sus capacidades para tener mejores oportunidades; y un gobierno abierto, cercano, moderno y transparente, que garantice que la tecnología sea motor de desarrollo del país.
A lo largo de la lectura analítica que llevé a cabo de esta Estrategia sin duda encontré los ¿Qué? (objetivos) y los ¿Cuáles? (líneas de acción, meramente declarativas). Siguen faltando los ¿Cómos?, los ¿cuántos?; y especificar los ¿Quiénes? ¡No vaya a pasar como la historia de “alguien”, “nadie”, “todo el mundo” y “cualquiera”!
Si contrastamos la EDN con la realidad, se antoja una cartita anticipada a Santa Claus. ¡Al tiempo!
Tal parece que lo Digital se ha puesto de moda, se cree que la EDN “será importante para que México se posicione en el plano internacional –con liderazgo, responsabilidad y compromiso- donde las TIC son piezas clave para el desarrollo de la sociedad global en la era digital” Desde mi perspectiva esta sigue plasmando una visión reduccionista, baste con escudriñar los asuntos pendientes en la agenda pública nacional; donde la seguridad esta en declive, donde el Sistema Educativo continúa siendo una simulación; donde las dependencias gubernamentales albergan una burocracia ineficiente; donde el presupuesto no alcanza porque se va a los bolsillos de una corrupta élite política; donde la élite política se llevará un jugoso aguinaldo en contraposición de un pueblo pobre; donde las leyes no armonizan con estos tiempos; donde la impartición de justicia dista de ser pronta, equitativa y expedita.
Los tópicos digitales, aunque trascendentes, no constituyen la solución a problemáticas primarias y urgentes; sino que bien proyectados en el momento y tiempo idóneo, constituyen un elemento para armonizar en el concierto de naciones.
¿Qué opinan? ¿Le damos el beneficio de la duda o archivamos el documento como uno más plagado de buenas intenciones?


¡Nos leemos la próxima Nornilandia!